Abrir una agencia inmobiliaria es tener un negocio para toda la vida

A pesar de que ha estado sufriendo durante los últimos años, el sector inmobiliario sigue siendo un negocio rentable. Además de ser necesario, puesto que todo ser humano tiene derecho a una vivienda digna. Abrir una oficina inmobiliaria es tener un negocio, y un trabajo, para toda la vida. Siempre y cuando se trabaje diariamente y con perseverancia. Hay que tener en cuenta de que es un trabajo duro debido a lo que está en juego con cada operación.

Como cualquier actividad económica, el sector inmobiliario es cíclico. Como en cualquier negocio hay que saber aguantar los chaparrones. En momentos de sequía hay que reinventarse y remar en buena dirección. Por ese motivo no se debe encasillar en una operación determinada. Es decir que hay que trabajar tanto la compraventa como el alquiler. Tampoco hay que dedicarse solo a las viviendas. Sino que también hay que trabajar con locales comerciales, fincas y terrenos, y oficinas. No se tiene que descuidar las operaciones de traspaso. Ya que es un interesante nicho de mercado con mucho potencial.

Es un trabajo constante que requiere de mucho esfuerzo y trabajo duro diario

No trabajar en exclusiva en una operación determinada nos lleva a trabajar todas las ramas acorde a cada una de ellas. Es decir que debemos de entender que no siguen los mismos procedimientos la compraventa que el alquiler. Por ese motivo deben de trabajarse de diferente forma, optimizando nuestra estrategia a cada operación. Además de prestar un servicio a los clientes, hay que facilitar al máximo las necesidades a partir de la operación que se esté llevando a cabo. Habrá que establecer acuerdos con entidades bancarias o financieras para la concesión de préstamos. Del mismo modo que habrá que establecer acuerdos con aseguradoras para poder ofrecer un servicio de seguros generales. Este servicio complementará, y añadirá valor, a nuestro trabajo.

Jamás hay que descuidar la imagen personal ni de la oficina. Debemos entender que ambas serán la primera impresión que los clientes se llevarán de nosotros. La elección del local es la primera gran decisión que tendréis que tomar. Por ese motivo os aconsejamos que el local sea amplio y con iluminación natural. Que los colores sean cálidos y la decoración sencilla pero agradable. Con una accesibilidad óptima para todos los públicos.

La imagen de tu agencia debe de ser limpia y agradable para que el cliente se sienta a gusto

No tenéis que llenar de inmuebles vuestro escaparate. Más vale poco y de calidad, que mucho y sin valor. Deberéis de tener una pequeña muestra de lo mejor de vuestra cartera. Si es importante tener un local bien montado, también lo es tener las herramientas online que faciliten tu trabajo diario. Así como un portal en el que aparezcan nuestra cartera de inmuebles y los datos de contacto de la agencia.

En conclusión, no hay que echar todo el trabajo por la borda en época de vacas flacas. Hay que ser productivos y reinventarse. No debes estancarte, hay que trabajar todas las posibilidades como le corresponda. Tienes que tener un buen local, con amplios escaparates e iluminación natural. Busca acuerdos con bancos y aseguradoras para ofrecer a los clientes. Elige buenas herramientas online que te faciliten la vida. Tener un trabajo para toda la vida solo requiere esfuerzo y buenas practicas.

By | 2017-07-07T12:48:14+00:00 Junio 21st, 2017|Inmobiliaria|Comentarios desactivados en La importancia de establecer un negocio en el sector inmobiliario