Buena gestión de las finanzas

Si en el punto anterior le dedicábamos un espacio a la determinación. Que se puede alcanzar con un propósito bien marcado y trabajando duro para alcanzarlo. Ahora debemos de detenernos en la importancia del manejo del dinero del que disponemos. Los emprendedores en muchas ocasiones parten con un presupuesto mínimo para poder comenzar con el trabajo. En muchas ocasiones ese presupuesto se ha creado gracias al ahorro previo que la persona haya podido hacer.

Este motivo es clave para asignar de forma eficiente los presupuestos del negocio. De esta forma conseguiremos optimizar los recursos financiero y evitar gastos innecesarios. Debemos de tener muy claro el gasto que vamos a realizar antes de realizarlo. Hay que verlo desde todos los puntos y valorar si será beneficioso o no para el negocio.

También hay que tener en cuenta que no siempre se gana en abundancia. Así que hay que tener los pies en el suelo cuando la empresa marcha bien. Puesto que un despilfarro en época de bonanza puede desembocar en una bancarrota en épocas de sequía.

Ya lo dice el dicho “empresario prevenido vale por dos”.

Share This

Share this post with your friends!