No hay nada más navideño que las tradiciones que marcan a las familias ya las culturas en esta época del año. Por ese motivo, desde Adaix le ofrecemos las cinco tradiciones más extrañas que nos hemos encontrado.

Hay países que el llevar la ropa de un color determinado o comer un plato en concreto durante el día les parece poco, por eso prefieren romper platos, o beber cenizas. No te pierdas estas cinco tradiciones tan llamativas y peculiares.

Las 5 tradiciones más peculiares

Fiesta en el cementerio

En la ciudad de Talca, en Chile, tienen por costumbre el último día del año irse al cementerio y así festejar la entrada de un nuevo año con sus difuntos. Acompañando la velada con música clásica y velas.

A romper platos se ha dicho

A pesar de que ya no se hace, nos ha parecido interesante hablar de esta tradición procedente de Dinamarca. Los daneses tenían por costumbre guardar durante el año los platos viejos y en la última noche del año romperlos en la puerta de sus amigos como señal de prosperidad.

Ropa con topos y algún bolsillo

En Filipinas también existe tradición con la ropa como en España. En el país del Sudeste Asiático tienen como tradición para nochevieja vestirse con topos, cualquier prenda sirve. Lo ideal es que la prensa tenga al menos un bolsillo para meter monedas y hacerlas sonar en cuanto sea el nuevo año.

La ceniza sabe a gloria

Rusia tiene una de las tradiciones más peculiares que nos hemos encontrado. El 31 de diciembre los rusos piden un deseo, lo escriben en un papel y lo queman. Las cenizas que quedan de ese papel quemado las echan en una copa de champán y se la beben a medianoche. Empiezan el año con un brindis muy ardiente.

Come hasta que no puedas más

Los estonios tienen como tradición para el último día del año comer un mínimo de siete, nueve o doce veces si hace falta. Estos tres números son los de la suerte en el país báltico y según dice la tradición, según las veces que comas así serás de fuerte en el año que entra. ¡Cuidadito si decides enfrentarte a un estonio!