Comenzamos en el día de hoy con nuestra nueva sección sobre ecología. Cada semana les iremos dando consejos, trucos y soluciones eficientes y ecológicas para su día a día. Con nuestro proyecto de construcción en seco nos surgieron muchas dudas sobre cómo solventar diferentes problemas que existen en las viviendas de construcción común y tuvimos que buscar la manera ecológica de resolverlos. Es por eso que en el día de hoy les traemos algo que consideramos que es muy importante para las viviendas, sean ecológicas o no, la ventilación.

Desde siempre se han abierto todas las ventanas del hogar para ventilar la casa y así evitar la acumulación de polvo, gérmenes y humedad que pueden aparecer en las casas durante el día. Pero lo que no sabemos es que muchas veces en vez de entrar en la casa aire puro y limpio entra aire contaminado, lleno de partículas que empeoran la calidad del aire y además que este aire que entra por las ventanas no tiene la temperatura adecuada y nos toca climatizarlo con el consiguiente gasto energético. Debemos de tener en cuenta que con las grandes urbes, el tráfico denso y la polución cada vez las ciudades tienen el aire más contaminado.

A todos nos entra temor si pensamos en obras en nuestro domicilio sea el motivo que sea, pero debemos de saber que un buen sistema de ventilación no solo nos ayudará a ganar calidad de vida, sino que también ahorraremos energía ya que la ventilación inteligente nos permite reciclar el aire consiguiendo una temperatura más cálida en invierno, y más fría en verano, gracias a que los sistemas más eficientes incorporan sistemas de recuperación de calor, que hacen que el aire limpio que introducimos en la vivienda entre previamente climatizado. Debemos de tener en cuenta que para que este sistema realmente funcione debemos contar con un buen aislamiento térmico y un sistema complementario de calor/frío que nos permita conseguir un buen clima en el hogar.

 

El sistema de ventilación inteligente busca ganar calidad en el aire de las viviendas mediante un sistema inteligente de depuración del aire. Los conductos por los que se regula estarían colocados en el techo o en un falso techo, dejando a la vista lo mínimo del sistema. Lo que conseguimos así es que nuestra casa se ventile ella misma en todo momento, proporcionándonos una mayor calidad del aire interior, aumentando las renovaciones según las condiciones internas de la vivienda.

Este sistema es realmente eficiente cuando las viviendas son herméticas, ya que es solo sistema solo el que regula el aire interior, y no está condicionado por fugas que podamos encontrar en paredes mal ejecutadas o carpinterías mal colocadas, en las edificaciones de ladrillo. Gracias a los materiales que utilizamos como aislante térmico conseguimos que las viviendas EcoAdaix sean totalmente herméticas y que no haya fugas ni entradas de aire por las ventanas, por ejemplo. Esto se debe a que la utilización de madera nos permite ajustar los espacios a las estructuras de las ventanas, evitando estos fallos.

Al aplicarle un sistema de ventilación inteligente conseguimos la sostenibilidad en la que se basa el proyecto consiguiendo una ventilación eficiente en la que al recuperar la energía, el sistema proporciona una excelente renovación del calor y un equilibrio acústico, térmico y aerólico.

EcoAdaix, la construcción eficiente.