Juan Manuel Godoy, gerente de Adaix OK7 Tenerife

¿Cómo ha cambiado el mercado de la franquicia en estos años?

En estos años se ha producido un enorme cambio, no solo en la franquicia, también en el franquiciado. La franquicia, y desde la central, se ha convertido en un gran foco de asesoramiento para nuestros clientes.

¿Cómo ha evolucionado usted como franquiciado?

La evolución como franquiciado que he experimentado en estos últimos años se basa en el gran conocimiento de mercado. Estructuras y conocimientos que he recibido. Y, que me ha servido para que, nuestros clientes, sepan valorar la gran diferencia profesional y el gran servicio que les damos. Para vender o alquilar su propiedad.

En su momento, ¿por qué decidió montar un negocio en franquicia y por qué en este sector?

Siempre he querido que cuando, inicio una etapa profesional en vida, es rodearme de los mejores conocimientos profesionales. Y estos solo los podría adquirir ¨cobijándome” en una estructura de franquicia consolidada.

Me decidí por el sector inmobiliario porque, además de gustarme todo lo relacionado con el mismo. En aquellos momentos el mercado te invitaba y los réditos de este negocio eran muy importantes.

¿Qué le llevo a montarlo de la mano de esta franquicia y no de otra? ¿Cuál fue el elemento definitivo que le convenció?

Sin lugar a duda, recabe información en varias franquicias. Estuve cotejando precios, formación, asesoramiento y otras muchas cuestiones. Todas me lo “daban”. Pero realmente lo que hizo decidirme por Adaix, fue la trasparencia y trato humano. Que, unido a toda la fuerza del Grupo, hizo que me decidiera por esta franquicia.

A la hora de decantarse por una u otra marca. ¿Qué consejos daría al emprendedor que se encuentra en esa etapa de seleccionar una determinada enseña?

Mis consejos son muy sencillos, consultar con otro franquiciado de nuestro grupo, no dejarse llevar por lo que aparentemente parece una gran potencia del sector, ver la ubicación de toda nuestra red a nivel nacional y el intercambio de negocio que tenemos entre todas y sobre todo los que en este caso Adaix invierte en todo momento no solo en la formación del franquiciado, también en darnos una herramienta muy sofisticada que nos ayudara a llevar a cabo nuestro negocio, es decir, captar, vender y alquilar y lo más importante, la satisfacción de nuestros clientes.

¿Como ha ido evolucionado su relación con la central a lo largo de estos años?

La relación con la central durante todos estos años ha sido muy fluida desde el inicio, más aún, con las herramientas que disponemos casi es innecesario esa relación a través del teléfono pero que una vez la necesitamos es de contestación inmediata, no solo con las personas que día a día podamos tener más contacto, también cuando necesitamos algo de la Dirección General, el Sr. Brand, éste contacta directamente con nosotros.

¿Cuánto tiempo tardó en consolidar su proyecto de franquicia?

Si se refiere a la información y formación por parte de la Central Adaix se pusieron inmediatamente a mi disposición, en aquella época tanto el Sr. Brand como el Sr. Espinosa fueron los asesores para que mi negocio arrancara y en menos de un mes ya tenía el pistoletazo de salida.

Por lo que se refiere a consolidar el proyecto, me ceñí a los consejos y formación recibida para que fuera lo antes posible y en dos meses o tres ya la franquicia empezaba a caminar y verse los resultados.

En todos estos años ¿Qué aspecto valora más del apoyo que le ha prestado la central?

Sin lugar a duda el aspecto humano/profesional, la comprensión y el objetivo común.

¿Qué errores cometió al principio y que hoy no volvería a cometer?

Sin lugar a duda no volvería a cometer es no acudir, aunque caiga de pesado a la formación y a hacer todas las consultas que necesitaba en ese momento. El sentido de no molestar no existe en el Grupo Adaix, y quizás al principio no quise utilizarlo.


Share This

Share this post with your friends!